Correr o practicar "running", como se denomina actualmente, es una gran opción para disfrutar a partir de los 50 años o más e ir construyendo una buena salud física y mental que mejore nuestra longevidad.