BIENESTAR

Aunque la demencia no se puede curar, los investigadores están cada vez más convencidos de que lo que elegimos comer puede ayudar a proteger nuestros cerebros.

  • Te puede interesar

  • Redes Sociales