REVISTA

La obesidad, el tabaco y la falta de ejercicio físico son factores de riesgo decisivos en la progresión de la fragilidad que se pueden tratar.

  • Últimos artículos

  • Redes Sociales