PRO-AGING, LA NUEVA TENDENCIA COSMÉTICA

Para las marcas del cuidado de la piel, el foco central ya no está en anti-Aging, ahora se centra en el Pro-Aging. A continuación, todo lo que tienes que saber sobre esta nueva tendencia cosmética para mujeres de más de 50 años.

Los antecedentes

En el mundo de la belleza, las mujeres de más de 50 años han sido a menudo excluidas y las marcas han estado siempre más dispuestas a centrar su atención en las consumidoras más jóvenes.

No cabe duda de que siempre ha habido un debate al respecto. ¿Es la cosmética solo para personas jóvenes? Estamos en una sociedad que innegablemente ejerce una presión sobre las mujeres para que permanezcan jóvenes y, sin embargo, las castiga si se retocan demasiado. Hay que soltar lastre.

Un ejemplo muy notorio fue el de la aparición de Demi Moore en el desfile de Fendi con unos retoques estéticos que habían cambiado al completo facciones faciales. A raíz de este momento ha aumentado este debate.

© Getty Images

Vivir más años es un logro social y un orgullo para las personas que alcanzan vidas longevas, a pesar de algunas consecuencias inevitables del envejecimiento pueden causar pérdidas o deterioros físicos. ¿Cómo nos enfrentamos a ello? ¿Por qué no aceptamos los años que tenemos y los lucimos con orgullo y elegancia?

La psicología del Pro-Aging

El Pro-Aging no es una línea cosmética. Es una tendencia cosmética que se basa en asumir los años que tenemos, lucirlos con orgullo y sacar el máximo partido a nuestras bondades. ¿No es lo mismo que hace la cosmética juvenil?

Es imposible ir en contra de la edad, a menos que pasemos por quirófano. En tal caso solo podremos contrarrestar los efectos del envejecimiento solo en sus apariencias superficiales.

El Pro-Aging es un concepto holístico, un enfoque integral sobre los diversos ciclos de la vida. Se trata de remar a favor de un buen envejecimiento y llevar cada etapa luciendo lo mejor de nosotras mismas. No solo apoyándonos en la cosmética, también en los elementos de salud general que nos permiten envejecer teniendo mejor calidad de vida:

Cosmética pro-envejecimiento

Las generaciones mayores ya tienen por fin su asiento en la mesa. Y se lo ha ganado a pulso. Son muchísimas las influencers maduras que han puesto de moda tendencias como los total looks de punto.

En una sociedad donde la esperanza de vida ha aumentado notablemente en el último lustro y muchas de las mujeres más influyentes tienen más de 50 años, las grandes marcas de cosmética no se podían permitir dejar de lado a este sector.

Isabella Rossellini

La cosmética Pro-Aging apuesta por los tratamientos adaptados a nuestro tipo de piel y específicos para su cuidado. No se trata de un cambio en los productos o sus ingredientes de la cosmética, sino en la filosofía que subyace, y en el uso, a favor de la edad, acompañando a las mujeres a lo largo de toda su vida.

Un ejemplo de este cambio de perspectiva en la cosmética lo encontramos en la marca Lâncome que, una vez que alcanzó los 40 años, dejó de contar con Isabella Rossellini, la que hasta entonces había sido la cara pública de la marca.

Más de 20 años más tarde, en 2018 y cuando la actriz tenía 63 años, volvió a contar con ella para uno de sus productos dirigido a mujeres de su edad. Este producto no se presentó como una herramienta cosmética para esconder la edad, sino para invertir en la salud de la piel.

Este es uno de los ejemplos más claro y visibles del cambio en la forma de entender la cosmética que ya no va de luchar con la edad, sino de remar a favor de la salud de la piel en cada momento aplicando los tratamientos adecuados de manera que podamos lucir nuestra mejor cara, tengamos la edad que tengamos.

Si te ha gustado este artículo, no dejes de leer MAQUILLARSE A PARTIR DE LOS 50, CLAVES PARA MOSTRAR TU MEJOR CARA


photo of woman holding a fan

SUBSCRÍBETE a la lista de nuestra newsletter, te mandaremos quincenalmente un resumen de nuestras publicaciones

  • Últimas Publicaciones

  • Redes Sociales

  • Categorías