JULIA HAWKINS, DE NUEVO RECORD DE ATLETISMO A LOS 103 AÑOS

Cumplir años no significa necesariamente dejar de estar activa. Por lo menos para Julia «Hurricane» Hawkins, una mujer de 103 años que corre los 50 metros en 21,06 segundos. Es la corredora más rápida de los Juegos Nacionales Senior de EEUU en su disciplina. Habrá quien crea que es porque hay pocos corredores mayores que compiten. No es cierto, cada vez son más. Pero ella es la mayor de todos y la más famosa.

Hay que reconocer que Julia Hawkins jugaba con ventaja, no es una novata en estas lides, como lo demuestran otros récords anteriores. En 2017 consiguió una medalla de oro por hacer los 100 metros en 39,62, tenía 101 años de edad.

A Julia le apodan “Huracán” porque hay muchos huracanes en Louisiana, donde vive y nació en 1916, y también por la energía que desprende.

Siempre ha sido así, a lo largo de toda su vida. Tiene cuatro hijos, tres nietos y un bisnieto. En cuanto el clima se lo permite se pone zapatos cómodos y da largas caminatas, o entrena. Estuvo casada con su difunto esposo, Murray, durante 70 años, después de contraer nupcias por teléfono durante la Segunda Guerra Mundial.

Empezó a correr a los 100 años, cuando dejó de competir en la bicicleta, que es su verdadera pasión, como declaró en una entrevista a NYT.
Se siente a gusto con la vida, le gusta leer, ahora prefiere los audiolibros. Cultiva un pequeño huerto, también tiene bonsáis, que requieren mucho cuidado y la mantienen muy ocupada. Sale a comer con sus amigos siempre que puede, y luego alguien va a pasar la noche con ella, que le prepara la cena y el desayuno. Está cuidada como ella quiere.

Como ha señalado en el New York Times, el secreto de una larga vida es mantenerse activo: «Hay que cuidar el peso y entrenar. Tener muchas ocupaciones interesantes y hacer aquello que nos hace felices”.

Otra sugerencia que Julia «Huracán» Hawkins ofrece a quienes le piden la receta de su sorprendente estado de forma es mirar la vida con optimismo. Lejos de una ingenuidad malentendida, la atleta longeva propone acentuar nuestra capacidad de apreciar las maravillas de la existencia:

«Piensa en todas las cosas mágicas que suceden a tu alrededor: los atardeceres y amaneceres, los arco iris, la música o las conversaciones con la gente que te aprecia. Son momentos mágicos, gratis para todos. Asegúrate de tener los ojos bien abiertos para no perdértelos”.

Imagínate como resuenan estas palabras a los 103 años, porque «Buscar y apreciar los momentos mágicos es algo que he hecho toda mi vida«.

  • Últimos artículos

  • Redes Sociales