TRIUNFAR EN INSTAGRAM DESPUES DE LOS 8O

Los propietarios de la lavandería de la ciudad de china Taichung, Chang Wan-ji, de 83 años, y Hsu Sho-er, de 84, han acumulado más de 500.000 seguidores en solo una semana con poco más de 20 publicaciones. ¿Cómo lo han logrado? sencillo pero ingenioso, creando estilismos geniales con las prendas que sus clientes se olvidan en su establecimiento y siendo sus propios modelos para su cuenta de Instagram.

Lavandería Wansho

Los clientes de Wansho Laundry en el centro de Taiwán que se olvidan de recoger su ropa y dejan sin pagar sus facturas, ya no reciben el típico recordatorio de los propietarios pidiéndoles que las recojan, y si el estilo de sus prendas abandonadas están a la altura, es posible que tengan la oportunidad de verlas en Instagram.

Colaboración de su nieto

Reef Chang, su nieto de 31 años, es a quien se le ocurrió la idea de la cuenta de Instagram y es su estilista y fotógrafo no oficial. Chang comenzó la cuenta con la intención de darles a sus abuelos algo interesante que hacer durante la pandemia, ya que ellos no querían salir a la calle y el negocio se había ralentizado debido a las estrictas medidas del país y eso que Taiwán, ha controlado con mucho éxito la propagación del COVID-19.

INSTAGRAM

En una entrevista concedida al New York Times su nieto Chang, comento que le había sorprendido mucho el éxito de la cuenta, y ver que tantos extranjeros se interesaban por sus abuelos. Por su parte Hsu, alabó la creatividad de su nieto, comentando que les ha hecho feliz a ellos y a otras personas.

Esa creatividad brilla tanto en la selección de atuendos, que a menudo presentan ropa vintage, como en los diversos fondos utilizados dentro de las paredes de la lavandería automática. En una fotografía, Hsu se inclina casualmente contra una lavadora con una camiseta gráfica de gran tamaño, lanzando una mirada desinteresada hacia Chang mientras mantiene la puerta abierta sonriendo.

En otra publicación, que celebra los 50.000 seguidores, Hsu acaricia una de las voluminosas cejas de Chang, que a menudo se muestran en las fotos, Hsu comenta entre risas: “Sus cejas son realmente otra cosa”, .

Foto: Reef Chang

Toda una vida juntos

La pareja lleva junta durante 61 años. Estaban bajo la ley marcial a finales de la década de 1950, cuando los dos fueron presentados por la tía y la hermana de Hsu con el propósito de apañar un casamiento, lo que hicieron en 1959 y se convirtieron en padres de dos hijos y dos hijas y, finalmente, abuelos de seis. Trabajando juntos en el negocio que Chang había dirigido desde los 14 años, consiguieron una gran clientela, algunos de los cuales siguieron siendo clientes leales a pesar de haberse mudado al centro de Taichung.

En la década de 1980, cuando finalmente terminó la ley marcial en Taiwán, la pareja comenzó a viajar al extranjero, visitando Estados Unidos, Japón, Europa y Australia. Esa experiencia les ha ayudado a conectarse con seguidores que comentan sus publicaciones en todo el mundo.

500.000 seguidores

Chang y Hsu han vivido ajenos a lo que significa tener un volumen tan alto de seguidores, finalmente lo descubrieron cuando su nieto les comentó que 50.000 personas se habían suscrito a su cuenta en un sólo día.

De estos seguidores reciben cientos de comentarios, en muchos de ellos se lee los agradecimiento por que su cuenta, porque les resulta un respiro muy necesario para el estrés pandémico.

Entre los comentarios, por ejemplo, un usuario llamado daturabelle escribe: “Tus publicaciones me hacen sonreír. Gracias por alegrarme el día durante este momento difícil ” mientras que otros disfrutan viendo a la pareja explorar nuevos estilos.

Otro usuario llamado landbeforeslime escribe: «Es hermoso ver a tus abuelos poner vida en ropa olvidada mientras demuestran que no hay límite de edad para vestirse de manera divertida». Â«Â¡Estoy tan contento de haber encontrado esta página!».

Su nieto Chang dijo en su entrevista al New York Times que, esperaba inspirar a otras personas mayores, tanto en Taiwán como en otros lugares, a estar activas, ya que era mejor que estar sentado viendo la televisión.

Este éxito se traslada en el día a día de la lavandería ya que los clientes parecen quedarse y charlar un poco más de lo habitual. Pero mientras Chang disfruta de su trabajo de modelo de Instagram a tiempo parcial, está atento a su negocio, del que ha vivido durante casi siete décadas. Es importante que las prendas olvidadas también se traduzcan en facturas pagadas.

Según el New York Times, los propietarios de la lavandería solo han tenido un cliente que regresó a recoger su ropa y pagar su factura después de reconocerlos en las noticias locales, puede que publicar una selfie con una prenda recuperada sea una buena estrategia para cobrar las facturas impagadas.

Si te ha gustado este artículo, te animamos a seguir con nosotros leyendo 10 MUJERES SENIOR IMPRESCINDIBLES EN INSTAGRAM


Suscríbete a nuestra NEWSLETTER, recibirás una selección quincenal de nuestras mejores publicaciones

  • Últimas Publicaciones

  • Redes Sociales

  • Categorías

  • Compre tráfico para su sitio web